últimos artículos

últimos comentarios

06 de marzo de 2016 a las 10:32

Cuando estés a punto de tirar la toalla

                                 Una perspectiva agile sobre el cambiopersonal y organizacional.

Cada vez es más frecuente encontrarnos por las RRSS, en las conversaciones con amig@s, en los libros depositados en la sección de autoayuda, en charlas de los gurús del cambio, en las acciones para la promoción del emprendimiento,…con mensajes hiperpositivistas (muy naifs,diría yo) acerca de cómo conseguir tus objetivos. Frases como “para atrás ni para coger impulso”, “no mires atrás”, “siempre hacia adelante”, “ni hacia atrás  ni hacia los lados, solo hacia adelante”, "prohibido rendirse" y un sinfín más, forman parte de nuestro imaginario, de ese que verbalizamos miles de veces para nosotros mismos o para nuestros mejores amigos. Y sí, en esto estoy de acuerdo con el gran R. Bandler: Tus creencias no están hechas de realidades,es tu realidad la que está hecha de creencias.

Observo que, al fin y al cabo, lo que está bien visto, a lo que el paradigma actual de pensamiento le confiere valor positivo, es a la huida hacia adelante. Este paradigma que determina lo que pensamos, y lo que pensamos sobre lo que pensamos, coloca la huida, si es hacia adelante, como la estrategia de los valientes y la huida, si es hacia atrás, la de los cobardes, la de quienes no van a conseguir sus objetivos, la de quienes se lideran más desde el miedo que desde el arrojo . Yo apuesto por los valientes que abrazan TODO lo que se encuentran en su proceso de cambio, lo comprenden y lo gestionan. Y en ese TODO es donde se encuentra la necesidad de parar, la sensación de cansancio, la idea de “tirar la toalla”. Y entonces, ¿qué hacemos? ¿tiramos la toalla?¿nos quedamos con ella? ¿la cambiamos por otra?¿nos la ponemos de turbante? Aquí algunas ideas para quienes, en algún momento,se encuentren en esta situación:

Cuando estés a punto de tirar la toalla, cuando la alarma salte en tí, cuando te plantees si merece la pena, cuando te fallen las fuerzas, cuando estés con un pie fuera del coche que te lleva a destino: eres tú y tu comprensión del mundo quien está generando esa información, no la tires, no la desatiendas, recógela, investígala, compréndela y gestiónala. Quizá simplemente has escogido el camino equivocado para llegar a tu objetivo y es necesario dar marcha atrás para volver a redireccionar; quizás tu autoestima te está jugando una mala pasada y necesita una puesta a punto; puede que te estés encontrando con situaciones que no estaban previstas y sea necesario volver para recoger herramientas que ahora necesitas; puede que pensar en tu objetivo sea lo que te motivaba y no lo haga el estar moviéndote hacia él porque no estás dispuesto a separarte de cosas que, ahora que las empiezas a perder, cobran otra relevancia; puede que simplemente necesites bajar el ritmo; es posible que se vayan incluyendo otros objetivos fruto del learnbydoing que hagan necesario excluir otros iniciales. Hay tantas posibilidades como personas en diferentes momentos de su vida y, recogerlas, comprenderlas y gestionarlas es la única clave para poder seguir en la senda del desarrollo, en la zona de aprendizaje.

Cuando estés a punto de tirar la toalla,cuando una alarma salte en ti, cuando te plantees si merece la pena, cuando te fallen las fuerzas, cuando estés con un pie fuera del coche que te lleva a destino: conecta con la idea de que mirar atrás y mirar hacia adelante no se deben de plantear como cuestiones dicotómicas sino como 2 extremos de un continuum por el que debemos de sabernos mover en términos de pasado, presente y futuro. No tiene por qué ser un volver atrás definitivo, es más, en múltiples ocasiones, volver atrás es necesario porque necesitamos recoger algo que se nos ha olvidado, necesitamos cerrar algo que se quedó abierto o simplemente necesitamos revisar una situación para poder extraer más aprendizaje que traernos al presente, o llevarnos al futuro.

Cuando una alarma salte en ti, cuando te plantees si merece la pena, cuando te fallen las fuerzas, cuando estés con un pie fuera del coche que te lleva a destino: para, detente y, si lo consideras necesario, da un paso atrás. No pasa nada, o mejor dicho, sí pasa, pasa que afrontas la realidad con la que te encuentras, y la gestionas. La huida hacia adelante puede parecer más de valientes pero no creo que haya nada más valiente que abrazar la duda y trabajar sobre ella, dar marcha atrás para poder redireccionar, afrontar que,  ahora que hemos empezado a transitar el camino planeado, no es el que queremos sino que deseamos cambiarnos a otro,generar otro que iremos construyendo con nuestro propio día a día, con nuestro propio aprendizaje.  

Cuando una alarma salte en ti, cuando te plantees si merece la pena, cuando te fallen las fuerzas, cuando estés con un pie fuera del coche que te lleva a destino: no abandones sin comprender lo que ocurre. Una vez comprendido y valorado si merece o no la pena seguir hacia destino, gestiona lo que sea necesario y, si es preciso deshacerte de un billete de viaje que compraste con mucha ilusión pero que ahora, con el aprendizaje del camino, ha perdido todo su valor para tí, deshazte de él.

Eso sí, nunca dejes de adquirir otro nuevo billete de viaje, nunca de dejes de moverte hacia el destino en el que hayas ubicado tu propia definición de éxito.

Como siempre, gracias de corazón por leerme. En el próximo más, y seguramente mejor.

Verónica Bermúdez.

Compártelo: Deja tu comentario:

Comentarios

¡Sé el primero en dejar tu comentario!

Dpd. Desarrollo de Personas

Avda. de Asturias, s/n. 33720. BOAL ( Asturias).